Crónicas de Esperantia

Coimentarios y opiniones independientes hasta que dejemos de serlo

El 60% de los dependientes canarios no reciben asistencia

Creo que fue hace algo así como tres años cuando denuncié en Crónicas de Esperantia el trato inhumano que recibían los dependientes en Canarias. Han pasado los meses y los años y nada ha cambiado. Incluso sigue empeorando.

El 60% de los dependientes en Canarias que tienen derecho a asistencia por su condición de tales por Ley, no la reciben por la desidia del Gobierno que se ha empeñado en dejar el archipiélago como un solar. Un solar lleno de parados, de indigentes, de enfermos y de analfabetos.

Por mucho que intento entender el problema no consigo ni tan siquiera acercarme a la respuesta. Hay una Ley estatal que obliga a la asistencia de personas dependientes. El servicio está transferido a las comunidades autónomas y, en el caso de Canarias, los dependientes mueren miserablemente sin recibir nada en absoluto. ¿Por qué?

Aunque hay que recordar que estamos en España y aquí los derechos que te corresponden como ciudadano, si osas reclamarlos, debes ganártelos a pulso en los tribunales.

A veces de la impresión de que la verdadera intención del Gobierno es gasear a todos los dependientes y quitarse el problema de encima, pero necesitan sus votos y eso creo que los detiene por el momento. Aunque tampoco me cuadra mucho este interés evidente en eliminarlos porque los fallecidos, que yo sepa, no votan.

Siguiendo con este supuesto, es plausible el acierto de mantenerlos recluidos en sus casas. Un campo de concentración tiene muchos gastos y, de este modo, se ahorran terrenos, alambradas, guardianes, ametralladoras e incluso el gas. El ahorro por tanto es considerable.

En sus campos de concentración individuales los mantienen 26 meses, que es la media que tarda el expediente de un dependiente en pasar todos los controles burocráticos. El dato es del Gobierno de Canarias, de modo que a muchos de ellos no creo que les quite nadie los 3 años de espera. Eso si llegan.

Llegados a este punto y tras las forzadas dilaciones y retrasos en el procedimiento, el Gobierno se encuentra con dos opciones: la primera es que la persona que se pasó tres años solicitando y peleando como gato panza arriba lo que le corresponde por Ley, haya muerto, con lo que el problema queda ya resuelto o que siga todavía empecinado en seguir viviendo, lo que obligaría a concederle la asistencia.

El Gobierno miserable y canalla de ZP les echó una manita aprobando una Ley criminal en la que se elimina la retroactividad. Coalición Canaria y sus esbirros/lacayos del PP y del PSOE siguen gastando a manos llenas en partidas supérfluas para mantener a sus parásitos de cabecera firmes en sus pesebres mientras la gente sigue muriéndose de asco. Realmente. No es literal.

A la inútil responsable del desaguisado, Inés Rojas, le parece que no se ha valorado convenientemente lo que está haciendo su departamento con los dependientes. Fuentes bien informadas nos aseguran que sigue cobrando su sueldo por hacer mal su trabajo.

Esta señora debería pedirle a su jefe el presidente del Gobierno de Canarias que deje de gastarse tanto dinero en gilipolleces como la policía autonómica o la televisión canaria y no despilfarre tanto dándole dinero a sus coleguitas. La Ley de Dependencia está aprobada hace tiempo y la Ley del pesebrero, creo que por el momento no está en vigor.

Ante la cantidad de canalladas que nos toca sufrir en las islas, sólo cabe hacerse una pregunta: ¿Cuál es el precio de un lanzallamas?

La imagen es un detalle de El Infierno de Dante pintado por Botticelli, creo. Una guardería de tiernos infantes si la comparamos con el sistema de corrupción y desidia que padecemos en las islas.

Anuncios

noviembre 4, 2010 Posted by | Actualidad Corrupción, Corrupción Canaria, Dependientes, Derechos, Gobierno de Canairas, Injusticias, Opinión Actualidad, parásitos, pesebreros, Televisión Canaria, Tiempo de Gomitar | 2 comentarios