Crónicas de Esperantia

Coimentarios y opiniones independientes hasta que dejemos de serlo

Se publica el anteproyecto para cerrar webs: la ley de sodomización sostenible

Hoy se ha conocido el texto completo del anteproyecto de la conocida como Ley Internet y que tiene como objeto cerrar webs y páginas arbitrariamente al más puro estilo de la Inquisición española.

Será una Inquisición 2.0, pero Inquisición a fin de cuentas. Bajo el peregrino amparo de un juez, que revisado el texto, se limitará a ser un mero notario de lo que dicten y decidan los inquisidores para los que el Gobierno ha creado un nuevo sistema judicial propio en el que los derechos brillan por su ausencia y las arbitrariedades en los procesos se multiplicarán indefinidamente.

Si no fuera tan grave, sería grotesco e incluso gracioso que el Gobierno, con todos los gravísimos problemas que tiene que resolver: paro, economía mortecina, seguridad ciudadana, corrupción, etc, cree un sistema judicial independiente que agilizará los trámites en cuatro días para que, los que la comisión de expertos designada por los amiguetes del Gobierno elija, sean ajusticiados públicamente.

El texto es tan ambiguo y la figura del juez se torna tan accesoria que la comisión podrá hacer y deshacer a su antojo pasándose por el forro la Constitución, el Estado de Derecho y todo lo que les venga en gana. Los jueces ya han dictado cientos de sentencias en contra o han desestimado cientos de casos, por ello ahora no les hacen falta. Sólo los meterán al final para darle un toque algo legal a sus prácticas censoras, ilegales y al margen del Estado de Derecho.

Yo soy español y en la Constitución dice que todo ciudadano es igual ante la Ley. ¿Por qué a mi no me solucionan mis contenciosos judiciales en cuatro días? ¿Acaso se va a crear una Justicia A para españoles A, y otra Justicia B para el resto? ¿O van a cambiar la Constitución con algún epígrafe que especifique que todos los ciudadanos serán iguales ante la Ley, menos los que no lo sean?

Judicialmente los derechos de los creadores están debidamente regulados y legislados ahora mismo, pero como la nueva Ley de Internet no pretende defender a los creadores, sino a una industria caduca y de paso cargarse a aquellas voces disconformes que no les bailan el agua, por eso están empeñados en sacarla adelante a toda costa.

El Gobierno, supongo que habrá hecho sus cálculos y conocerá de primera mano los datos. Habrá pensado que cuentan con 10 millones de gilipollas que los van a votar hagan lo que hagan, cometan las atrocidades que cometan o favorezcan a sus amigos hasta el infinito y más allá. Contando con los otros 10 millones fijos de gilipollas que votarán al otro partido de la coalición PP-PSOE, lo tienen claro. Gente que siga votando a los mismos que los empobrecen, engañan, roban, timan, matan y humillan elección tras elección merecen ser adjetivados como gilís.

Yo estoy indignado con el anteproyecto, pero me siento igual de indignado con los opinadores de taberna, que en Internet se encuentran ubicados en los foros, que no paran de despotricar por la puesta en marcha de la ley, ladrarán unos cuantos días, olvidarán el tema y el día que entre en vigor se bajaran los pantalones sumisamente para que el Gobierno les introduzca las 99 páginas de la Ley por el recto.

¿Sabes por qué lo sé? Porque en las últimas elecciones el PSOE y sus compinches aprobó el famoso impuesto revolucionario llamado canon y al año siguiente ganó los comicios sin pestañear.

Creo que sería mucho más efectivo empezar a tomar medidas contundentes y dejar el palabrerío, no vaya a ser que una vez más se nos vaya la fuerza por la boca, como le suele ocurrir siempre al españolito medio.

Cuando llegue el día de votar la Ley en el Parlamento, recuerda bien a los partidos que legislan en contra de los ciudadanos para no votarlos en las próximas elecciones. Si aún así decides votarlos, creo que los mismos representantes de estos partidos podrán sodomizarte en el momento que introduzcas tu papeleta en la urna. Después también te regalarán un cencerro para puedas lucirlo entre tus amistades como animal estabulado y acrítico.

En la página de David Bravo puedes descargarte interesante documentación que te vendrá bien en tu defensa si deciden cerrarte la página.

También tienes enlaces útiles en estas páginas: Red Sostenible, No al cierre de webs o FCforum.

La imagen de unos inquisidores en plena faena la encontré en Analítica.

Anuncios

enero 11, 2010 Posted by | Actualidad, Crísis, Derechos, Gestapo, Globalización, información, informativos, Informática, Injusticias, Inquisición, Internet, periodismo ciudadano., Reflexiones, Vómitos, Zapatero | 2 comentarios

Gazpacho e Inquisición

Estoy seguro que el título te habrá llamado la atención. A mí también. :-)) Dudaba sobre cómo titular esta entrada y al final me decidí por lo que ves.

En algunos artículos del blog ya te he comentado que habitualmente me hago yo mismo la comida, procuro usar ingredientes fiables y de calidad y los hago a mi gusto de las formas que conozco, que tampoco son muchas.

Uno de los platos o, en este caso jarras, que no faltan en mi casa son los de gazpacho. No creo que tenga que ver mucho con este detalle mi ascendencia andaluza, pero lo cierto es que desde chiquitito me ha encantado.

Pero no me voy a ir por las ramas que me conozco. El caso es que he observado que últimamente cuando hablo con alguien sobre el gazpacho, siempre surge la eterna pregunta: ¿Cómo lo haces? ¿Con qué ingredientes lo haces?

Seguidamente si osas nombrar un ingrediente que no está considerado ortodoxo para el gazpacho te regalan una mirada hosca y te dicen que el gazpacho (supongo que se referirán al oficial) no lleva “eso”, refiriéndose al ingrediente bastardo que acabas de comentar.

No es que la cosa esté empezando a tomar tintes fundamentalistas, pero empiezo a preocuparme. Es curioso como existen personas empeñadas en obligar a otras a hacer lo que ellas creen conveniente, normal o tradicional.

Quizás el día menos pensado, aparece algo así como la Gestapo o la Inquisición del Gazpacho que obliga a elaborarlo con los ingredientes que marca la tradición o la ley. ¡Menuda cortina de humo para el Gobierno!

Se podrían sacar de la manga que lo del gazpacho ya estaba siendo un cachondeo y que se perdía la esencia de la cocina tradicional española y que por ello habían creado la Comisión Nacional del Gazpacho, similar a la Inquisición que velaría porque todos los gazpachos elaborados fueran arios, con los ingredientes adecuados.

Las penas podrían consistir en multas. Quemar en la hoguera a alguien por pasarse con los ingredientes me parece excesivo, pero no es cuestión de dar ideas. Podrían incluso a solicitar delatores, como hacía la Inquisición.

-Pepita, la del quinto derecha, le pone jengibre al gazpacho.

-Fran, el del segundo izquierda, le echa zumo de limón.

-Antonia, la del entresuelo de la calle Pez, no le echa migas de pan.

Yo tendría que escapar rápido, llegado el caso, porque lo hago a mi modo, como supongo que hace todo el mundo. Y me parece muy bien.

Y, ya puestos, podrían hacer lo mismo con la paella. Que todavía nadie tiene claro qué es exactamente lo que lleva. Dependiendo de las zonas, incluyen unos ingredientes u otros.

Y luego a por la tortilla de patata, la fabada asturiana, la crema catalana, el cocido madrileño, etc.

La imagen de un gazpacho, presumiblemente ario, la encontré en Don Quijote.


septiembre 1, 2009 Posted by | Actualidad, Arte, Cositas de casa, Gazpacho, Gestapo, Inquisición, recetas, Reflexiones, Surrealismo | 4 comentarios