Crónicas de Esperantia

Coimentarios y opiniones independientes hasta que dejemos de serlo

>Los dueños de España van a visitar a Zapatero, su empleado

>

Este fin de semana los dueños de España se reunieron con el empleado que tienen en La Moncloa, el todavía presidente del Gobierno, el cadáver político José Luis Rodríguez Zapatero, para darle las órdenes oportunas.

Sobre el contenido de la reunión tienes tantas versiones como gustes. Las hay que se circunscriben a los términos económicos, otras que buscan el contenido político e incluso las que rizan el rizo y quieren ver un espaldarazo de los grandes empresarios al derrotado Zapatero.

Desde hace bastante tiempo me he preguntado para qué sirve el Congreso de los Diputados, El Senado, la Justicia o incluso la Constitución, cuando en la práctica, un reducido grupo de personas son las que deciden qué se debe hacer, cómo se debe hacer y cúando.

Además son empresas que son constantemente beneficiadas por la legislación, que cada nuevo ejercicio ganan más dinero que el anterior, a pesar de la crisis, y que tienen al resto de los ciudadanos haciendo malabarismos para poder subsistir. No hace falta alargarse mucho en este punto porque tú mismo podrás comprobar a diario como pagamos todo más caro que los demás y estamos a la cola en la percepción de salarios. Algo que sigo sin entender.

En resumen los empresarios piden despidos más baratos, sueldos más bajos y jornadas más largas. En un país con 5 millones de parados tampoco termina de cuadrarme.

Creo que empresarios, sindicatos y gobiernos deberían pensar un poco y analizar realmente lo que está ocurriendo. En el siglo XIX se necesitaban 100 personas para cosechar un campo de pongamos 10 hectáreas y no sé si terminarían el trabajo en una jornada. Hoy llega un tío, uno sólo, con una cosechadora y lo hace en un día. Nos sobran 99.

Antes de la llegada de la informática y que su uso se generalizara en todos los sectores, era necesario tener una legión de oficinistas para sacar adelante todo el papeleo de una empresa. Ahora mismo un tío, uno sólo, con un ordenador normalito, lleva todo el trabajo y le sobra tiempo. Pongamos que nos sobran otras 99 personas.

A todos nos vienen a la mente esas imágenes de principios del siglo XX con miles de mujeres cosiendo ropa en fábricas. Ahora con un par de máquinas se pueden producir miles de prendas listas para su uso. Mandamos al paro a otras 99 personas.

¿Y los coches? Henry Ford alucinaría ahora mismo si viera algunas de las grandes factorías de fabricación de vehículos. Todo son robots industriales que se encargan de colocar todas las piezas. Otras 99 personas que se van al desempleo

¿Te imaginas que conseguimos volver atrás en el tiempo y le decimos a Napoleón que con un avión que ni siquiera necesita tripulación, puedes tener controlado un amplio frente de guerra o que un par de personas pueden manejar cientos de misiles con solo apretar un par de botones?

Podría poner mil ejemplos más, pero la realidad es tozuda y si todos los sistemas de producción consiguen obtener muchos más productos en menos tiempo y con menos personal y el ciudadano no tiene trabajo, es que entonces, algo está fallando.

Creo que esa concepción de la relación laboral del siglo XIX ya no sirve en el siglo XXI. Del mismo modo que ya no usamos velas para alumbrarnos, debemos utilizar el sentido común para conseguir que la lógica se imponga en las relaciones laborales.

Si es evidente que el ser humano ha conseguido maximizar sus producciones hasta límites casi increíbles, ¿no sería más logico que el poco trabajo que hay se repartiera mejor, que cada ciudadano trabajara menos y que disfrutara del ocio ?

No quiero pontificar sobre nada, pero creo que sería ideal que se trabajara una media de 4 horas diarias, que el trabajo se distribuyera mucho mejor y que, por supuesto, se siguiera cobrando lo mismo que hasta ahora o, en el caso de España, algo más para poder equipararnos a Europa.

Quizás te parezca una locura, pero creo que la opción de tener 5 millones de parados sin posibilidad de encontrar trabajo y mantener a los ocupados con mayor carga de trabajo, aumento de la jornada y menor sueldo, me parece tan descabellado o incluso mucho más que lo que pienso.

De todos modos da lo mismo lo que pensemos porque al final siempre perderemos los mismos y los de siempre seguirán quedándose con toda la tarta de cuyas migajas tendremos que sobrevivir el resto.

La imagen la encontré en El Economista.

Anuncios

marzo 28, 2011 Posted by | Actualidad Corrupción, asco, atracos, corrupción canaria vómitos, estafadores, gangsters, Gobierno de España, ladrones, mafia, Tiempo de Gomitar, Vergüenza, Zapatero | 3 comentarios