Crónicas de Esperantia

Coimentarios y opiniones independientes hasta que dejemos de serlo

España en Estado de Alerta. Cuando las negociaciones laborales se arreglan a punta de pistola

El espacio aéreo español poco a poco se va llenando de aviones otra vez gracias a que el ejército mantiene a los controladores en sus puestos a punta de pistola. El Gobierno decretó el viernes por primera vez en la democracia el Estado de Alerta para romperle el espinazo a un colectivo de trabajadores que luchaba por sus condiciones laborales.

Aunque me parece una salvajada lo que hicieron los controladores, creo que no es de recibo militarizar un país porque los inútiles que padecemos en el Gobierno no han sabido o no han querido resolver una situación que se arrastraba desde hace mucho tiempo y que decidieron resolver por las bravas y a traición a golpe de decretazo y con las armas por delante.

El cadaver político que pernocta en la Moncloa, alfombrilla de baño de Mohamed VI, debe estar encerrado en su cripta porque no ha aparecido en toda esta película. La duda que tengo es si ha decidido recluirse él mismo o lo han recluido otros a la fuerza.

El tiempo de Zapatero ha pasado ya y la razón de ser de todo este tinglado que ha montado el Gobierno es intentar mantenerlo embalsamado sin que se note mucho hasta que decidan presentar a otro impresentable a las próximas elecciones. No sé qué estarán pensando al respecto, pero no creo que sea nada bueno.

La torpeza del Gobierno en el caos aéreo es tan evidente que no han tenido ni siquiera la ocurrencia de tener preparados a nuevos controladores para que cuando terminaran de cabrear a golpe de decreto a los titulares, pudieran sustituirlos por otros sin tener que joderles la vida a más de 1 millón de personas. Aunque hablar de inteligencia en el Gobierno de ZP, es pedir demasiado en una caterva de individuos a los que les importan un pimiento los ciudadanos y que en muchas ocasiones, incluso da la impresión de que les damos asco.

El colmo de los colmos es la salida de tiesto de un sectario de su cuadra que se ha quedado tan tranquilo diciendo que toda esta situación es culpa del PP. El mismo tipejo que dijo que el 80% de los parados vivía con dignidad gracias al subsidio. Ya sabes lo que pienso del PP. Otra secta que tal baila y cuyos casos de corrupción y atropello a los ciudadanos ya no me caben en el blog, pero lo de este tío es ya de traca.

Un nuevo sheriff ha llegado a la ciudad, Rubalcaba, que armado con decretos de 9 milímetros advierte que quien le echa un pulso al Estado, pierde. Eso precisamente ya lo hemos visto con el genocida y ladrón Mohamed VI. ¡Menos lobos, caperucita!

Si en el aspecto aéreo el caos ha sido descomunal, según observamos el sistema sanitario puede colapsarse en cualquier momento porque, según el panfleto mamporrero del Gobierno hay casi un 25% de personas con la masa encefálica gravemente dañada o incluso sin ella, a tenor de la encuesta de intención de voto que han hecho pública. Concretamente el 24, 8% todavía tiene intención de votar al PSOE. Otro 43,5 por ciento también presenta graves deficiencias cerebrales porque, aunque parezca sorprendente, tienen intención de votar al PP.

Una crisis sanitaria de la que debería tomar buena nota la ministra del ramo, en el caso de que sepa leer. Hablar ya ha demostrado que no sabe.

Las encuestas son sólo eso, pero ayudan a conocer las tendencias y en las últimas elecciones catalanas, un 28% decidió votar al partido que defiende a genocidas y ladrones, a la SGAE y que se reparte el presupuesto de todos entre los de su secta.

Hoy celebramos el día de la Constitución y sigo preguntándome para qué. Cuando pase lo que pase el nauseabundo bipartidismo que nos ahoga, no va a permitir el progreso, no es necesaria tanta parafernalia.

Llegarán las elecciones y el 80% de los votantes se inclinarán por los miserables que defienden la pobreza, la miseria, el apoyo a los genocidas, a los impuestos revolucionarios de la SGAE, a la inyección ilimitada de dinero a la banca, al reparto del presupuesto de todos entre un par de sectas y a condenar a la mayoría del país a la nada, a vivir debajo de los puentes, a buscar la comida en los contenedores de basura y a la muerte.

Toda esta movida del caos aéreo y de lo que está ocurriendo se puede analizar en clave de izquierda y derecha o en clave de la coalición PP-PSOE. En el primer caso, el jueguecito de los que son de izquierdas o son de derechas por demostrar lo indemostrable resulta patético. Si te paras a pensar, los unos son exactamente iguales que los otros, aunque intenten diferenciarse únicamente por las siglas o por los colores de sus logos.

En clave PP-PSOE, todo lo tienen controlado y unos gobiernan un tiempo, mientras los otros están en la oposición y viceversa. Nada cambia, La injusticia es la reina de la fiesta y los sectarios de uno y otro grupo pueden seguir robando y asesinando la democracia, mientras se llenan los bolsillos y las barrigas del resto de los ciudadanos, muchos de los cuales los votan como borregos o como robots programados en la esquizofrenia.

La viñeta de J.R. Mora la encontré en Euribor.

diciembre 6, 2010 Posted by | Actualidad Corrupción, asco, caos aéreo, controladores aéreos, Gobierno de España, Opinión, pobreza, Reflexiones, Retrocesos, sectas destructivas, Tiempo de Gomitar, Vómitos | 9 comentarios