Crónicas de Esperantia

Coimentarios y opiniones independientes hasta que dejemos de serlo

El paro en España sube, pero baja. Baja, pero sube. ¿Alguien lo entiende?

Lo bueno que tiene vivir en España es que si un día aparece una noticia que no te gusta, en un par de jornadas aparece otra que cuenta todo de forma diferente, de modo que cualquiera encuentra argumentos a favor y en contra sobre algo y puede esgrimirlos en los bares, los foros de Internet y en los parques o plazoletas, de modo que aquí el que no quiere discutir sobre cualquier tema, es porque pasa, no porque no le den toda la munición que necesita en forma de argumentariom tya sea verdadero o falso.

Hace unos días se hizo público el nuevo dato de la Encuesta de Población Activa (EPA) correspondiente al segundo semestre de 2010. El dato era malo porque el desempleo seguía aumentando y, a pesar de un par de detalles sobre tenedencias, ofrecía pocas posibilidades para defender la política económica de ZP y del resto de sus colegas regionales. Las cifras de la EPA son las que tiene en cuenta la Unión Europea a la hora de hacer sus cálculos porque, como conoce el percal, sabe que quien más, quien menos, decora y maquilla los números a su antojo.

Con el dato como arma arrojadiza, aquellos que quieren demostrar que España está económicamente en el umbral del apocalípsis, tuvieron tres días para regocijarse, disfrutar y vender la moto averiada de que el abismo está muy próximo.

Pero, hete aquí, que a los tres días justos, aparece el dato del paro en el mes de julio en España, la cifra que ofrece el Ministerio de Trabajo, el INEM o como ahora se llame. Y la noticia esa absolutamente diferente. El paro bajaba en más de 70.000 unidades humanas. Este es el dato con fontanería y decoración a destajo de los manipuladores del Ministerio que esconden a cientos de miles de unidades humanas bajo las alfombras con los criterios más peregrinos que te puedas imaginar.

Entonces, ¿el paro sube o baja?, es la pregunta que se suele hacer la gente que piensa. Los que usan su cerebro sólo para los loncheados televisivos ya saben que el paro subió el otro día, pero bajó hoy, de modo que no se plantean nada más que el Gobierno era muy malo entonces, pero hizo un gran esfuerzo en estos tres días y consiguió revertir la situación.

La realidad es bastante negativa, pero no irreversible. El paro sigue subiendo, según los datos más fiables de la EPA, pero se observan ya indicios de que está tocando suelo. El aumento de las afiliciones a la Seguridad Social y el aumento de puestos de trabajo así lo certifican, aunque sigue habiendo muchas más personas que se inscriben como desempleados que los puestos que se crean, aunque supongo que la tendencia se irá estabilizando poco a poco hasta conseguir un balance más positivo.

Hasta hace unos meses era bastante pesimista, pero ahora, aunque sigo pensando que la situación es mala, no creo que sea ya tan dramática. Si nos fijamos en los datos macroeconómicos se observa un crecimiento lento, pero constante y, a pesar de los varapalos de las últimas subidas, el ciudadano medio se va buscando la vida y va intentando salir del atolladero como puede.

No obstante en el terreno laboral, las últimas medidas adoptadas por el Gobierno, no creo que empiecen a generar empleo, sino todo lo contrario. Endurecer las condiciones laborales, abaratar despidos e igualar el contrato de trabajo con la esclavitud, no creo que sea lo más adecuado en este momento.

Los datos que siguen llegando desmontan una vez más la falacia del Gobierno de que todo fue debido a una gran crisis internacional. Países como Polonia, Francia, Alemania o Rusia, por ejemplo, también vivieron esa famosa crisis, pero miras sus cifras de desempleados y, en el peor de los casos, tienen la mitad que nosotros. Quizás la razón haya que buscarla en la incompetencia.

Aunque no es algo determinante para conocer el estado de una economía, los datos de las Bolsas, sí que nos pueden ayudar a encontrar algunas respuestas. En España el IBEX terminó el mes de julio con subidas en torno al 14% y los dos días que llevamos de agosto no ha parado de crecer.

Tampoco son noticias esperanzadoras para un parado, a no ser que haya decidido invertir su finiquito en valores bursátiles, pero nos puede indicar por donde van a ir los tiros a medio plazo.

La imagen la encontré en Arte Redes. No sé si se trata de un parado, un inversor, alguiend del Gobierno o un periodista. Como ves tiene una bolsa sobre la cabeza.

Nota del editor: Este post no está patrocinado por El Corte Inglés.

agosto 3, 2010 Posted by | Actualidad, Bolsa, desempleo, Opinión, Paro, Reflexiones | Deja un comentario

José Antonio Abellán y la cadena COPE protagonizan el penúltimo culebrón de la radio en España

La temporada radiofónica que comenzará en septiembre va a convertirse en todo un test para muchas emisoras que, por unas razones u otras, han tenido que modificar sus parrillas, apuntalar sus programas estrella o incluso optar por una apuesta diferente.

Ahora que el caso de Paco González y todo su equpo está ya más o menos clarificado y se estrenarán en la COPE a partir de septiembre, la cadena tenía que hacer algo con su otra estrella de deportes que ya no encajaba tras la llegada en tropel de los informadores de la SER.

Si recuerdas, la temporada pasada la COPE también tuvo sus problemas con las salidas de dos de sus principales baluartes, Federico Jiménez Losantos y César Vidal que iniciaron un nuevo proyecto en Es Radio que siguen consolidando sin prisa, pero sin pausa.

Este año la cadena COPE vuelve a enfrentarse a la audiencia con voces nuevas en sus franjas estrella. Ernesto Saénz de Buruaga se encargará de las mañanas, César Lumbreras de las tardes y el equipo formado por Joseba Larrañaga y José Antonio Alcalá, del equipo de Paco González, se encargarán de los deportes en la franja nocturna.

A José Antonio Abellán le habían ampliado el contrato hace apenas dos meses para continuar en la cadena y con la llegada de los nuevos espadas de la SER a los deportes, tenían overbooking en ese área, de modo que tenían que aligerar peso.

La semana pasada la dirección de la COPE despidió a Abellán a través de un burofax y Abellán contraatacó con otro comunicado en el que argumentaba y desmentía las acusaciones de la cadena, que según algunas informaciones, no son más que una estrategia para evitar pagarle los 17 millones de euros de despido improcedente que le correspondería. (Aquí tienes los enlaces a los dos textos)

Yo siempre he sido más de radio que de televisión. La radio te permite hacer otras cosas mientras escuchas tus programas favoritos y no suele secar el cerebro tanto como la televisión que se está convirtiendo en un medio para entes vegetales e incluso minerales, en algunos casos.

La nueva temporada que tenemos por delante nos ofrecerá my buenas peleas por la audiencia en el dial y espero que esa lucha por la captura de oyentes de la competencia, redunde en mayor calidad y mayor profesionalidad.

Asistimos además a una de las últimas temporadas de la radio analógica. En un año o dos todas las emisiones serán digitales y habrá que cambiar todos los aparatos para escucharla. Nacerán nuevos canales, nuevas apuestas y nuevos retos e incluso la radio que se emite única y exclusivamente a través de Internet, tendrá su hueco en el nuevo espacio digital.

Quizás estemos ya estemos pisando el umbral de un nuevo escenario en el que todo lo que se daba como bueno hasta ahora, en el nuevo mundo quizás no tenga tanta cabida. Si los de la radio han visto pelar las barbas de sus colegas de la prensa escrita, harían bien en poner las suyas a remojar porque serán los siguientes.

Suelo escuchar la radio en cualquier momento y soy de dedo fácil. Escucho casi todas las emisoras y no estoy casado con ninguna. Y creo que eso es una buena práctica. Escuchas de todos, analizas, digieres y luego te haces una composición de lugar más acorde con lo que está ocurriendo y no con lo que te quieren contar unos u otros.

A tí te recomiendo que hagas lo mismo y no te quedes con lo primero que te cuenten. Compara y verifica las informaciones y contrasta las opiniones. Con este ejercicio tu mente se irá abriendo cada vez más y conseguirás una perspectiva bastante razonable de la actualidad.

Por cierto, en septiembre también verán la luz unos cuantos canales más de televisión en la TDT. El Gobierno lo que ha hecho es darles a los mismos unos cuantos canales más, en lugar de repartirlos entre los que ahora no tienen y les gustaría competir. Pero como ya conocen a los que ofrecen basura al por mayor, que lo vienen demostrando hace tiempo, no han querido arriesgar y han ido a lo seguro para conseguir llegar a la aldea analfabetizada global.

En primicia te voy a contar de qué van a ir: las cadenas tienen en sus contenedores de basura mucho zurullo, mucha inmundicia y muchos vómitos a los que no pueden dar salida por falta de espacia, de modo que con más canales podrán seguir con sus prácticas. No habrá más. Te lo aseguro. Si quieres ver algo concreto, tienes miles de páginas con documentales y programas de todo tipo en Internet.

No compres más televisiones. Busca un monitor grande, lo más grande que te puedas permitir, conéctalo a tu ordenador, instálate un sintonizador de TDT de 20 euros por si te interesa ver algo y deja a las jaurías y piaras que disfruten de su carroña y sus desperdicios.

La imagen de un aparato de radio digital para coche, que capta las emisiones de Internet, la encontré en Niot.

agosto 3, 2010 Posted by | Actualidad, Deportes, España, información, informativos, periodismo ciudadano., Radio, Reflexiones | Deja un comentario