Crónicas de Esperantia

Coimentarios y opiniones independientes hasta que dejemos de serlo

Cómo colocar subtítulos a una película en versión original: Al otro lado de la medianoche

A finales de 1978 tuve la suerte de disfrutar de un gran estreno en mi ciudad. Se trataba de la película The other side of midnight o como llegó a España con su traducción exacta Al Otro lado de la medianoche.
Dirigida por Charles Jarrott, basada en una novela de Sidney Sheldon y con una sugerente banda sonora firmada por Michel Legrand. El resto del reparto y equipo está en los enlaces.

Hacía tiempo que tenía ganas de volverla a ver y no la encontraba por ningún lado. Le escribí una carta a la mulita y me la mandó, pero en versión original inglesa. Más o menos entiendo el inglés, pero busqué los subtítulos en español. Los encontré aquí y entonces llegué al punto clave. ¿Cómo insertar subtítulos en una película? Ya tenía el vídeo en formato avi y sólo quedaba incrustarlos dentro.

La solución, que intuía se iba a complicar, llegó antes de que imaginara. Los subtítulos normalmente vienen en formato .srt, que viene a ser algo similar o parecido al txt típico.

Yo suelo usar Videolan, VLC, y este programa te facilita las cosas de una forma que ni te imaginas. Los pasos son los siguientes: cargas el vídeo, le das a pausa, accedes al menú “vídeo”, después a cargar subtítulos, buscas el archivo srt que corresponda a ese vídeo y ya está. Le das al play de nuevo y ya lo tienes todo listo. Tan sencillo como eso. Realmente es una chorrada, pero como quizás puedas encontrarte alguna vez con el mismo dilema, aquí tienes la solución simple.

La película, si decides verla, te va a encantar. Tiene amor, venganza, odio, guerra, pasión, lucha, superación y mucho más. Todo ello ambientado en la turbulenta primera mitad del siglo XX. Te la recomiendo.

La imagen es una captura de pantalla con los subtítulos integrados.

diciembre 30, 2009 Posted by | Actualidad, Arte, cine, Cositas de casa, Curiosidades | 2 comentarios

Lost, Perdidos, cierra con broche de oro la quinta temporada y anticipa un final apoteósico

Estos días he aprovechado los huecos que he encontrado libres en la agenda y he visto enterita de principio a fin la quinta temporada de Lost, Perdidos en España o Desaparecidos en algunos países latinoamericanos.

Yo la terminé de ver el otro día y para mí el fin de la quinta temporada fue hace poquito. No sé por qué capítulo irán en televisión, aunque tampoco me importa mucho.

Antes que nada, recordar que este texto no contiene spoilers, por si todavía no has visto esta temporada o las anteriores, algo que te recomendamos desde aquí.

Este texto es el tercero de los que hablo de esta magnífica serie. En Noviembre de 2005, ya escribí algo sobre ella y en Marzo de 2008 seguí contando maravillas sobre esta producción norteamericana.

He visto todas las temporadas y creo que los guionistas siguen hilando muy fino con una historia tan complicada, tan llena de matices y tan desconcertante como adictiva.

Desde la primera temporada y casi desde el primer capítulo supe que me iba a gustar. Es cierto que alguna temporada flojeó un poco, pero recuperaron el tino rápidamente y la cuarta y la quinta que acabo de ver son magníficas. En Febrero está previsto que comience a emitirse la sexta y última temporada que promete desvelar muchos de los misterios que todavía no han quedado suficientemente aclarados.

No quiero destripar el contenido, pero creo que esta última temporada, la quinta, ha conseguido devolvernos a muchos las ilusiones por la serie que empezamos a perder en la tercera. Los guionistas han jugado de forma magistral con varias tramas y subtramas al mismo tiempo con flashbacks y flashforwards en varias líneas argumentales de tiempo que había momentos que te maravillaba el equilibrio que habían conseguido.

Como un circo con tres pistas con números excepcionales en cada una de ellas, donde el público no sabe a donde mirar porque desconoce donde llegará el más difícil todavía. Realmente me pareció genial.

En España primero la emitió TVE. La destrozó en la primera cadena y, no contentos con ello, decidieron masacrarla en la 2 con cambios de horario de emisión, publicidad ad nauseam y demás procedimientos destinados a echar a los amantes de la serie a patadas. Después fue Cuatro la encargada de darle la puntilla. Más de lo mismo.

Luego se preguntan algunos ejecutivos del ramo por qué la gente se baja las series completas sin publicidad para verlas a la hora que les apetece y sin cortes innecesarios. Otros van mas allá y las ven en streaming.

Probablemente ni con ésta ni con otras series habrán aprendido la lección y seguirán tachando de criminales a los que decidimos salirnos del rebaño y pastorearnos a nosotros mismos sin imposiciones y a nuestro gusto.

Al ver Lost, o cualquiera de las series nortemericanas dejas de preguntarte por qué las series españolas no tienen el mismo nivel que las americanas. Es obvio. En el vídeo de Stargate que encontrarás al final del texto podrás encontrar algunas ideas al respecto.

Me resulta desconcertante que cuando anuncio que voy a disminuir la frecuencia de actualizaciones en el blog, es precisamente cuando más lo actualizo. Tendré que consultarlo con el psiquiatra 🙂

La imagen corresponde a algunos de los personajes de Lost, caricaturizados por los creadores de Los Simpson. La encontré en Taringa, donde también podras encontrar los capítulos completos.

diciembre 30, 2009 Posted by | Actualidad, Arte, Avances, Cositas de casa, Literatura, Lost, Perdidos, TV | 2 comentarios