Crónicas de Esperantia

Coimentarios y opiniones independientes hasta que dejemos de serlo

Una serie de errores técnicos y humanos provocaron la tragedia del vuelo JK22 de Spanair en Barajas

Esta mañana se ha hecho público el informe preliminar sobre las causas que desencadenaron el accidente del vuelo JK 5022 de la compañía Spanair en Barajas que el pasado 20 de Agosto se cobró la vida de 154 personas, 79 de ellas canarias.

Acabo de terminar de leer el informe completo, que tienes aquí a tu disposición si deseas leerlo, y según parece una cadena siniestra de errores técnicos y humanos precipitaron los acontecimientos y desembocaron en la tragedia.

No soy experto en este campo, de modo que tengo que fiarme de los datos que facilita el informe y abstenerme de opinar de algo que desconozco totalmente.

No obstante hay dos hechos que me llaman la atención y que no consigue quitarme de la cabeza: el primero es sobre los mecanismos que, según el informe fueron los causantes del accidente (flaps y slats que no estaban debidamente configurados para despegar). Mi pregunta es ¿por qué siendo éstos elementos indispensables para el despegue, no se verificaron concienzudamente antes de salir?

Sé que me dirán que se revisa todo y se verifica varias veces, pero me extraña mucho que los pilotos decidieran salir sólo suponiendo que estaba la configuración correcta sin comprobarla, como aparece en el informe. Lo que está claro que los pilotos iban en ese avión y, aparte del resto del pasaje, también dependían sus propias vidas de ellos mismos. No creo que fueran unos suicidas, de modo que algo más tuvo que fallar o algo falló y no lo detectó el sistema, tal como asegura el informe.

Un piloto norteamericano también daba algunas claves en El País del porqué se produjo este accidente.

La segunda duda que tengo es ¿por qué si quedó absolutamente constatado que los accesos al lugar del siniestro fueron sumamente complicados, no se han tomado todavía las medidas oportunas para facilitar estos accesos un año después del accidente? Resulta muy triste leer que tuvo que ser una llamada al 112 de alguien de fuera del Aeropuerto de Barajas para informar de algo que no sabían que había ocurrido dentro del Aeropuerto de Barajas.

Un año después el propio aeropuerto reconoce que no han hecho nada para corregir los fallos que pusieron en evidencia el accidente y se quedan tan tranquilos después de decirlo.

Me sigue pareciendo inaudito y más propio de un país tercermundista que la primera ambulancia en llegar tardara 40 minutos, según denuncian los familiares de las víctimas y algunos supervivientes. No cayeron en medio de una montaña ni en una selva inaccesible. El accidente se produjo al final de una pista de despegue del aeropuerto más importante de un país de la Unión Europea.

Por respeto a las víctimas y a todos sus familiares a los que les mando un fuerte abrazo y un mensaje de ánimo y de fortaleza un año después del siniestro, me limitaré a ilustrar estas líneas con imágenes menos dramáticas de un MD-82. Las encontré en E-pésimo.

agosto 17, 2009 Posted by | Actualidad, Cositas de casa, Prensa, Reflexiones, Suerte | 6 comentarios

Pocas esperanzas para rescatar al alpinista Oscar Pérez que sigue en el Latok II

No recuerdo un mes de Agosto más movido que el de este año. A una noticia digna de mención, le sucede otra con igual interés o incluso mayor y eso que apenas acabamos de traspasar el ecuador de este caluros octavo mes del año.

Llevaba unos días interesándome por la suerte de mi paisano, el oscense Oscar Pérez que sufrió una caída escalando el Latok II y tuvo que ser abandonado por sus compañeros que se vieron obligados a regresar al campo base para solicitar ayuda.

Oscar sufrió fractura en una muñeca y una pierna cuando descendía tras hacer cima y se encuentra a 6300 metros en una pared casi vertical del Latok II, como puedes ver en esta imagen de Peña Guara, club al que pertenece. (en negro la ruta de la ascensión y en rojo la caída de Oscar y el lugar donde se encuentra)

En la propia web de Peña Guara puedes leer las últimas noticias sobre esta expedición.

Estoy hablando siempre en presente y albergo todavía las esperanzas de no tener que hablar de Oscar en pasado, pero las circunstancias climatológicas adversas han obligado al grupo de rescate abandonar indefinidamente la búsqueda del montañero.

Por más que he leído sigo sin aclararme con los términos indefinido o definitivo que usan unos medios y otros. suspensión definitiva significaría que no volverán a buscarlo y suspensión indefinida entiendo que, si mejoran las condiciones, podrían de nuevo intentar la hazaña.

Aunque me gustaría quedarme con la suspensión indefinida, me temo que las circunstancias inclinan la balanza hacia la suspensión definitiva con lo que esto supone.

No conozco gran cosa de alpinismo, lo reconozco. Recuerdo mi infancia y juventud en Huesca, donde comercios y establecimientos de todo tiempo lucían habitualmente carteles de Peña Guara para anunciar una excursión, un paseo por los Pirineos o alguna sugerente actividad en la montaña. Creo que estuve a punto de ir a alguna de ellas, pero al final por una razón u otra, nunca llegué a ir con ellos.

Huesca ha perdido a muchos jóvenes montañeros en el Himalaya. Hace unos años recuerdo que estaba ahí cuando llegó a la Plaza principal el resto de una expedición que había perdido a varios de sus miembros que conocía mi familia. Todos los años, la ciudad ve partir a finales de la primavera o comienzos del verano a expediciones que se aventuran en escaladas a los picos más altos del mundo: “los ochomiles”, como los llaman, colosos en cuyas cimas el paisaje debe ser excepcional y al que muy pocos tienen acceso.

Siempre me ha llamado la atención ese ansía de muchos jóvenes por llegar a cimas tan espectaculares. Conozco a muchos que trabajan y ahorran durante todo el año para costearse expediciones titánicas. Hay que vivirlo, me suelen decir, cuando les pregunto.

Las últimas informaciones que recibimos no son buenas y aunque todo apunta a lo peor, me sigo resistiendo a pensar que Oscar no va a tener una nueva oportunidad.

A sus familiares, amigos, conocidos, a Huesca y a Peña Guara, mis mejores deseos y mi solidaridad en estos difíciles momentos.

En la imagen de Peña Guara (en negro) el lugar donde se encuentra Oscar Pérez.

agosto 17, 2009 Posted by | Actualidad, Cositas de casa, Deportes, Reflexiones | 6 comentarios